Funcionamiento de una Comunidad Energética

Las Empresas y ciudadanos tienen una alta dependencia de la energía, pues es necesaria para casi cualquier tarea o proceso que realicen. Sin embargo, nos encontramos en un mercado muy volátil, donde las grandes compañías y proveedores dominan el mercado y tienen un control absoluto sobre el precio de la energía. A continuación, veremos cómo es el funcionamiento de una comunidad energética, qué beneficios proporciona y otra información valiosa sobre este tipo de comunidades.

Las comunidades energéticas son una solución por la que cada vez apuestan más empresas, comunidades y usuarios, ya que permiten un alto nivel de control sobre las necesidades energéticas, además de disminuir el gasto en la factura eléctrica mensual.

¿Qué es una comunidad energética?

Una comunidad energética es una agrupación de personas, empresas o entidades que se unen con el objetivo de participar de forma activa en la autoproducción, distribución y consumo de energía renovable y sostenible.

Estas comunidades típicamente se centran en el uso de fuentes de energía renovables, como la solar, eólica, hidroeléctrica o geotérmica, con el objetivo de reducir su dependencia energética de los grandes proveedores del mercado y de energías contaminantes.

Podemos presentar a las comunidades energéticas como solución a la volatilidad del mercado eléctrico, con un sistema donde las personas tienen un mayor control sobre la energía que consumen, tanto en su procedencia, como en su coste.

 

Funcionamiento de una comunidad energética

 

Funcionamiento de una comunidad energética

La Unión Europea define la comunidad energética y sus normas de funcionamiento en dos directivas, donde recoge las normas comunes para su implantación y funcionamiento. Además, el marco jurídico español también aprueba medidas relacionadas en materia de energía y reactivación económica con relación al sector eléctrico:

Para poner en marcha una comunidad energética hay que seguir una serie de pasos:

Creación de una entidad jurídica

Este tipo de comunidades nace con la creación de una entidad jurídica que permite a distintos actores unirse a la misma, es decir, que la comunidad se puede crear optando por distintas figuras jurídicas como una asociación, comunidad de bienes, cooperativa o sociedad limitada.

Redacción de proyecto técnico

En el caso de optar por despliegue de energías renovables, es necesaria la elaboración de un proyecto técnico de puesta en marcha donde se recojan todos los requisitos necesarios para el funcionamiento de la comunidad. Este proyecto debe ser aprobado para obtener la autorización necesaria y empezar a operar como comunidad que genera su propia energía.

Instalación de la infraestructura

Tras la aprobación del proyecto técnico, los socios de la comunidad energética deben contratar la infraestructura adecuada para comenzar con la producción energética mediante medios sostenibles de generación (sistemas de paneles solares, sistemas eólicos…).

Gestión del sistema

Finalmente, toda la gestión se lleva a cabo de forma comunitaria para garantizar que todos los miembros puedan participar en las decisiones que se tomen en relación con la energía.

Participación ciudadana en el sector energético

Con las comunidades energéticas se logra que finalmente el ciudadano pueda participar en el sector energético, donde hasta ahora era un sujeto pasivo que apenas tenía poder de decisión en asuntos importantes sobre su consumo energético.

Este sistema descentralizado evita la dependencia de los ciudadanos de los grandes operadores del mercado, lo que garantiza que pueda tomar decisiones sobre el tipo de energía que quiere consumir y sobre el precio a pagar por la misma.

¿Quién puede formar parte de una comunidad energética?

Es importante destacar que cualquier persona jurídica o física, o bien, cualquier entidad privada o pública, puede formar parte de una comunidad energética según la legislación vigente.

 

 

Ventajas de las comunidades energéticas

Veamos algunos de los beneficios más interesantes que se obtienen al utilizar una comunidad energética:

Mayor rentabilidad económica

Ser miembro de una comunidad energética permite generar energía renovable de forma autónoma y reducir la dependencia de los proveedores y compañías de suministros tradicionales.

Esta independencia consigue ahorrar en las facturas de electricidad a medio y largo plazo, al no tener que pagar comisiones a intermediarios y al apostar por energías renovables con un menor coste.

Ayudan a cuidar el medioambiente y al desarrollo sostenible

Uno de los grandes beneficios que aporta este tipo de comunidades es que ayudan al desarrollo sostenible y al cuidado del medioambiente. Se trata de sistemas que se enfocan en la generación de energías limpias y renovables, por lo que su impacto en el entorno es mínimo.

Este tipo de comunidades destacan por abrazar un modelo de vida que es mucho más respetuoso con el medioambiente.

Control sobre el suministro eléctrico

Al formar parte de una comunidad energética, los miembros tienen un mayor control sobre su suministro eléctrico, ya que participan en la toma de decisiones sobre aspectos como:

  • Cómo se genera la energía.
  • Dónde se genera la energía.
  • Participación en el diseño del proyecto.
  • Participación en la gestión de la comunidad.

Generación de ingresos extras

Además del ahorro en la factura eléctrica, algunas comunidades energéticas permiten a sus miembros generar ingresos extras al participar en programas para vender el exceso de energía generada a la red eléctrica.

Fomentan la participación ciudadana

Las comunidades energéticas promueven la participación activa de sus miembros, fomentando la colaboración, el intercambio de conocimientos y la toma de decisiones colectivas.

En este tipo de comunidades se consigue fortalecer los lazos entre las personas y entidades que participan, ya que es necesario trabajar y colaborar de forma conjunta para garantizar los objetivos que se persiguen.

El funcionamiento de la comunidad energética busca la transición hacia un modelo energético más sostenible y participativo donde los miembros puedan generar, consumir y compartir energía renovable de manera local

En R2M Solution somos expertos consultores energéticos y te ayudamos a que puedas tomar las mejores decisiones en relación con el consumo energético. Puedes ponerte en contacto con nosotros y te ofreceremos una solución que se adapte a tus necesidades particulares.

Más noticias

Para impulsar un desarrollo sostenible que favorezca el medioambiente, es necesario

La tecnología avanza de manera espectacular, sorprendiéndonos cada vez más

El confort térmico cumple un papel fundamental en la vida