Red eléctrica inteligente

En los últimos tiempos, se ha hablado mucho del futuro energético del país para mejorar la eficiencia y evitar la dependencia de terceros. En este sentido, la red eléctrica inteligente se concibe como una opción que garantiza el suministro más seguro, favorece el ahorro y contribuye a reducir las emisiones contaminantes. Aunque esta tecnología no es una novedad, este término empieza a cobrar importancia a principios de este siglo XXI.

Este tipo de infraestructura ofrece muchas ventajas en cuanto a su nivel de comunicación y el control del consumo. España es un país que destaca por estar a la vanguardia y promover el uso de redes inteligentes. Obviamente, esta tecnología supone una innovación y se caracteriza por ser un movimiento transformador que revoluciona el sistema eléctrico actual. Por este motivo, vamos a explicar en qué consiste y cómo funciona para comprender su relevancia.

Red eléctrica inteligente

¿En qué consiste la tecnología de redes inteligentes?

La red inteligente consiste en una nueva generación del sistema eléctrico que se ha actualizado con una tecnología novedosa para impulsar el uso eficiente de la energía eléctrica. Entre sus principales objetivos está incrementar la eficiencia de la red lo que contribuye a reducir las emisiones contaminantes e incrementar la transparencia garantizando una comunicación bidireccional entre el consumidor y el proveedor

Una de sus principales características es la posibilidad de evaluar el estado del sistema para conocer la demanda eléctrica en tiempo real. Esto es muy interesante cuando se trata de predecir y dar respuesta a una solicitud masiva, además es posible porque los dispositivos IoT tienen la capacidad de redirigir la energía de manera automática.

Red eléctrica inteligente

Ejemplos de tecnología de redes inteligentes

Algunos expertos coinciden en que la red inteligente es la columna vertebral de las ciudades modernas. Vamos a ofrecer algunos ejemplos en este listado para comprender mucho mejor su implementación.

  • Smart grid. En este caso, se trata de mejorar la gestión de la generación, distribución y consumo de la energía en las ciudades. La idea es lograr la eficiencia energética y modernizar el sistema actual permitiendo una mayor penetración de energías renovables y sistemas de almacenamiento energético.
  • Transporte inteligente y electrificado. La implementación del sistema de transporte inteligente y electrificado mejora la seguridad, la protección y la experiencia del usuario final. Entre las principales prioridades destaca la normativa vial automática, el mantenimiento predictivo, reducir la congestión, reducir las emisiones, apoyar el sistema eléctrico, etc.
  • Iluminación inteligente. Otra de las iniciativas interesantes, y que se han empezado a incluir en diversas ciudades, son las luces inteligentes. Este sistema de iluminación se activa cuando detecta ruidos y movimientos gracias a la automatización optimizando el consumo cuando la luz es necesaria.
  • Bombas de calor. Permiten reemplazar calderas y sistemas térmicos alimentados por combustibles fósiles por sistemas eléctricos, con el beneficio que son altamente gestionable y nativamente digitales lo que contribuye a una mejor gestión de la red inteligente.

Características de las redes eléctricas inteligentes

No cabe la menor duda de que la red eléctrica inteligente es una pieza estratégica en la transición energética para reducir las emisiones contaminantes. La digitalización ha permitido una mayor eficiencia energética y un mayor ahorro de energía en las empresas y particulares. Por eso, es conveniente conocer sus principales características, puesto que supone un importante salto cualitativo.

  • Flexibilidad. La automatización en los procesos permite responder rápidamente a cualquier imprevisto que se presente.
  • Seguridad. El circuito está interconectado, por lo tanto, proporciona un sistema fiable y seguro.
  • Gestión eficiente y ahorro. Los usuarios tienen la posibilidad de conocer en tiempo real su consumo y la tarifa. Esto ayuda a reducir el consumo y tener un mayor control en la facturación.
  • Descentralización. El consumidor también se convierte en productor de energía gracias a la modalidad del autoconsumo. Según recoge la ley, el excedente se puede almacenar o retornar a la red eléctrica.

Las ventajas de las redes inteligentes

En última instancia, vamos a hablar de las ventajas que ofrecen estos sistemas inteligentes, puesto que el número de inversiones sigue aumentando en las diferentes ciudades. A continuación, ofrecemos un listado con las principales razones para implementarlas.

  • Mayor eficiencia. Uno de los principales motivos para optar por su implementación es optimizar los recursos. En función de su configuración, se pueden reducir considerablemente los costes y mejorar el ahorro.
  • Reducción de emisiones. Tal como hemos destacado, la energía renovable sigue en auge porque reduce las emisiones de carbono y la generación de las centrales térmicas.
  • Confiabilidad. Por último, esta alternativa cuenta con generadores y sistemas de almacenamiento que posibilitan aislar la red si se producen fallos graves.

En conclusión, esperamos haber despejado las posibles dudas sobre la red eléctrica inteligente. Si necesitas un asesoramiento personalizado, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

En R2M Solution nos caracterizamos por ser una empresa de ingeniería especializada en consultoría integral y multidisciplinar. Por dicha razón, uno de nuestros expertos se pondrá en contacto contigo de manera inmediata para dar respuesta a tus preguntas.

Más noticias

Para impulsar un desarrollo sostenible que favorezca el medioambiente, es necesario

La tecnología avanza de manera espectacular, sorprendiéndonos cada vez más

El confort térmico cumple un papel fundamental en la vida