Qué es el confort térmico en edificios

El confort térmico cumple un papel fundamental en la vida de las personas, porque de él depende que estas se sientan a gusto en su espacio de trabajo o en su hogar. Para entender qué es el confort térmico en edificios en toda su dimensión, debemos abordar tanto el concepto en sí mismo como los factores que nos llevan a afirmar que un edificio tiene unas condiciones térmicas agradables. 

¿Qué es el confort térmico? 

Este es un concepto central en el campo de la arquitectura y el diseño de edificios. Se trata del conjunto de condiciones ambientales que consiguen que las personas se sientan cómodas y satisfechas dentro de los inmuebles a un nivel térmico; es decir, que puedan disfrutar de una temperatura interior agradable (ni frío ni calor), con independencia de las condiciones climatológicas que haya en el exterior. 

En la actualidad, en un momento en el que se intenta buscar la máxima eficiencia posible en el consumo de energía para reducir la factura eléctrica y proteger el entorno natural, es primordial potenciar un confort térmico en los edificios que no implique un abuso de energía, sino todo lo contrario. 

¿Cómo conseguir confort térmico en una vivienda?

Este objetivo de hacer el interior de los edificios lo más agradable posible en materia de temperatura se puede conseguir a través de diferentes soluciones de diseño y constructivas: 

Aislamiento de fachadas 

Qué es el confort térmico en edificios

Es primordial que la parte exterior del edificio se encargue de proteger el interior frente a las inclemencias del tiempo 

Aunque la legislación establece unos parámetros mínimos en materia de aislamiento, los edificios más eficientes desde el punto de vista energético abogan por reforzar las capas de aislamiento y emplear materiales de la máxima calidad.  

Elección de materiales 

En función del lugar en el que esté ubicado el inmueble, se pueden utilizar unos materiales u otros para mejorar la temperatura interior. Así, mientras la piedra y el ladrillo son ideales en lugares con climas cálidos, en las áreas más frías se imponen otros como la madera. 

Colocación de ventanas y puertas 

Ventanas y puertas se convierten en puntos de fuga si no están bien instaladas. A través de una buena instalación se busca evitar que aparezcan puentes térmicos, haciendo que el interior sea lo más hermético posible. Como resultado, la casa tiene un menor consumo de energía, porque resulta más sencillo mantener una temperatura óptima dentro de la misma. 

Orientación del edificio 

Para conseguir un mayor confort térmico, siempre que es posible, se presta especial atención a la orientación del edificio, intentando que este reciba las horas adecuadas de sol y que no esté expuesto ni a mucho frío en invierno ni a demasiado sol durante el verano. 

¿Cómo se genera un correcto confort térmico?

Qué es el confort térmico en edificios

Al examinar qué es el confort térmico en edificios, hay que tener en cuenta una serie de factores que son importantes desde el mismo momento de su diseño. 

Ganancia solar 

Desde la Antigüedad, el ser humano ha construido de acuerdo con la posición del sol, porque el confort térmico siempre ha sido importante, incluso cuando el término todavía no existía todavía. 

Para aprovechar la ganancia solar, se intenta orientar los edificios de forma que reciban la cantidad idónea de sol solar cada día. La orientación más adecuada es la que apunta al sureste o suroeste, en función de si se busca disfrutar de la luz solar por la mañana o por la tarde. 

Inercia térmica 

Otro factor a valorar es la inercia térmica, la capacidad que tiene un edificio para almacenar y liberar el calor. Esto depende en gran medida de los materiales empleados en la construcción. Lo que se busca es utilizar materiales que reaccionen frente a la temperatura exterior y consigan mantener el interior más frío en verano y más cálido en invierno. 

Aislamiento y ventilación 

Por último, no hay que olvidarse del aislamiento, que se encarga de proteger térmicamente el interior del edificio y de la ventilación, que asegura un aire limpio dentro de las casas y evita la acumulación de humedad. 

De qué factores depende el confort térmico 

  • Temperatura ambiente y temperatura radiante. La diferencia que existe entre la temperatura corporal de las personas y la de su entorno.  
  • Humedad relativa del aire. Si el entorno es muy húmedo, la transpiración y la regulación natural de la temperatura por parte del cuerpo se vuelven más complicadas, de ahí la necesidad de mantener la humedad interior a un nivel óptimo, ni demasiado alta ni demasiado baja. 
  • Velocidad del aire. Si la temperatura del aire está por debajo de la temperatura de confort, cualquier pequeño cambio en la velocidad del aire se percibe como una corriente de aire frío que provoca una pérdida de calor en el cuerpo. 

¿Cómo garantizar el confort térmico?

El confort térmico de cada persona es diferente, porque cada una tiene su propia temperatura interior. No obstante, existe un consenso a la hora de determinar que hay confort térmico dentro de un edificio cuando la temperatura está entre 17º y 22º C y la humedad del aire se mantiene entre un 40 % y un 60 %. 

La diferencia entre la temperatura media radiante y la temperatura del aire debe ser inferior a 2º C, considerándose también óptimo que la velocidad del aire esté por debajo de 0,2 metros por segundo. Para garantizar estas condiciones, es esencial trabajar bien el aislamiento del inmueble, escoger una buena orientación para el mismo y prestar atención a los materiales. 

Conclusiones 

Lo ideal es trabajar el confort térmico desde la fase de diseño del edificio, pero también es algo que se puede mejorar cuando se abordan labores de rehabilitación. A través de actuaciones dentro y fuera del inmueble, es viable lograr que la temperatura interior que se mantiene de forma natural resulte mucho más confortable para quienes viven en la casa.  

Ahora que ya tienes claro qué es el confort térmico en edificios, si quieres mejorarlo en alguno de tus inmuebles, ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos de manera personalizada. 

Más noticias

Es importante contar con un plan de eficiencia energética en

La búsqueda de fuentes renovables para mejorar el ahorro y

Los edificios ecoamigables se incardinan dentro de lo que se