Edificios ecoamigables

Los edificios ecoamigables se incardinan dentro de lo que se conoce como arquitectura sostenible y están orientados a satisfacer las necesidades de habitabilidad de las personas y ofrecerles el máximo confort, pero sin perder de vista la sostenibilidad.

En la actualidad, este tipo de edificios son todavía algo excepcional, pero con el paso del tiempo todas las edificaciones seguirán parámetros que las hagan más respetuosas con el medio ambiente.

Edificios ecoamigables

¿Qué son los edificios ecoamigables?

Son construcciones que buscan minimizar su impacto ambiental y promover la eficiencia a la hora de utilizar recursos naturales.

En los procesos de diseño y construcción, y ya durante su funcionamiento, estos edificios reducen o eliminan el impacto negativo sobre el medioambiente. Pero van un paso más allá, porque también son capaces de generar un impacto positivo en el entorno. Y todo ello sin renunciar ni a la funcionalidad ni al confort que se espera en un edificio de viviendas o de oficinas.

¿Cuáles son las características de los edificios ecoamigables?

Aunque no todos los edificios con Certificado Verde son iguales, sí comparten una serie de características comunes:

Eficiencia energética

Aplican sistemas de iluminación, calefacción, ventilación y aire acondicionado de alta eficiencia, y también emplean fuentes de energía renovable. Así se reduce y optimiza el consumo energético que es necesario para su funcionamiento.

Minimización del consumo de agua

En este tipo de edificios se busca reducir todo lo posible el consumo de agua y de otros recursos como el combustible. Algo que se consigue con medidas como el uso de grifos eficientes o la recogida de agua de lluvia.

Materiales sostenibles

Para levantar edificios ecoamigables se emplean materiales de construcción de bajo impacto ambiental como la Edificios ecoamigables y los materiales reciclados o reciclables. Para el mantenimiento regular, por ejemplo para la limpieza, se buscan soluciones que no sean tóxicas.

Ubicación ideal

Para que el edificio afecte lo menos posible al hábitat natural en el que se incardina, se busca para él la mejor ubicación posible. Por ejemplo, cerca del transporte público para minimizar el uso de transporte privado.

Espacios verdes

En las zonas comunes y en los alrededores de estos edificios se crean espacios verdes que ayudan a reducir la huella de carbono y mitigan el efecto de isla de calor urbano.

La necesidad de promover los edificios ecoamigables

La transición hacia la arquitectura sostenible es un paso totalmente necesario para conservar el entorno. Los edificios diseñados y construidos conforme a criterios de sostenibilidad contribuyen a:

Mitigar el cambio climático

Su emisión de gases de efecto invernadero es sensiblemente inferior a la de los edificios que no se han diseñado pensando en la sostenibilidad.

Conservar recursos naturales

El uso de materiales de construcción naturales, reciclados o reciclables, optimiza el consumo de materias primas y permite conservar mejor los recursos.

Mejorar la calidad del aire

Gracias al uso de materiales no tóxicos, a la instalación de sistemas de ventilación y de ahorro de energía, y a la creación de espacios verdes, estas construcciones reducen el efecto isla de calor urbana y emiten menos emisiones a la atmósfera. Como resultado, la calidad del aire de la ciudad mejora.

Ahorro económico

La inversión inicial en edificios ecoamigables puede ser superior a la necesaria en un edificio no sostenible, pero el ahorro que se consigue después en consumo de agua y de energía permite amortizar esa inversión extra.

Además, estos edificios tienen un mayor valor en el mercado, y sus costes de mantenimiento son bastante ajustados.

Cuidado de la salud

Todo en estas edificaciones está pensado para cuidar el confort de los habitantes o usuarios, de manera que puedan disfrutar de espacios saludables, con una buena calidad de aire y una buena cantidad de luz natural.

Cumplir con la normativa

En un entorno en el que la sostenibilidad preocupa cada vez más a los poderes públicos, las normas relacionadas con la construcción sostenible son cada vez más exigentes y  los edificios ecoamigables se ajustan a la perfección a la nueva regulación.

6 edificios ecoamigables que debes conocer

Este tipo de edificios son cada vez más comunes dentro del paisaje urbano. Pero hay algunos que destacan especialmente y que resulta interesante conocer.

Torre Iberdrola

Este rascacielos de 165 metros de altura está ubicado en Bilbao. Además de por su imponente estética, destaca por su gran eficiencia en el consumo de agua, que es hasta un 40 % menor que en otros edificios de este tipo.

En su construcción se utilizaron un 20 % de materiales reciclados, y otro 20 % de los materiales proceden de un radio inferior a los 800 kilómetros, minimizando con ello el impacto ambiental de la construcción.

Lab Nucía

En La Nucía (Alicante) se encuentra este edificio que ha sido galardonado con el premio Architizer al Mejor Edificio Público de 2020.

Destaca por haber sabido adaptarse al entorno, empleando grandes ventanales que permiten aprovechar al máximo el gran número de horas de luz que esta ciudad mediterránea recibe cada año.

Paseo Mallorca 15

Este edificio situado en la isla de Palma de Mallorca es todo un ejemplo de eficiencia energética e integración urbana. Además, destaca especialmente por el uso que hace de materiales naturales locales, con una fachada hecha a base de lamas de madera que funcionan como filtro solar permitiendo aprovechar el sol de forma eficiente todo el año.

Edificio Arqbórea

Este singular edificio de oficinas de Madrid combina arquitectura, tecnología y naturaleza. Diseñado con una perspectiva biofílica,  la vegetación desempeña un papel central para promover la conexión de los ocupantes con la naturaleza. ARQBÓREA se ha concebido como un espacio inteligente, enfocado en mejorar la gestión integral del edificio, disminuir su huella ambiental y asegurar el bienestar, la seguridad y la salud de quienes lo utilizan.

Marco Polo Tower

Esta curiosa torre ubicada en Hamburgo (Alemania), gira cada piso unos grados con respecto al piso anterior, y así se evita el impacto directo del sol y se consigue ahorrar en aire acondicionado. Además, sus grandes terrazas son el lugar perfecto para que crezcan las plantas.

Torre Reforma

Ubicada en Ciudad de México (México), ha ganado diferentes precios de arquitectura, tecnología e innovación.

El diseño de la estructura fue concebido para incorporar celdas solares, generando así su propia energía, además de contar con un sistema de generación eólica en la parte superior del edificio. Cada aspecto del diseño está enfocado en disminuir el consumo eléctrico y optimizar el uso del agua, buscando minimizar al máximo los recursos utilizados.

Más noticias