Comunidad Energética La Balma

El proyecto de vivienda cooperativa La Balma nace como respuesta a la complejidad de acceso a vivienda de la ciudad de Barcelona y para contribuir a la generación de alternativas en el acceso a la vivienda. El impulsor de este proyecto es Sostre Cívic, una entidad pionera en el país formada por más de 900 personas socias que impulsa el modelo de vivienda cooperativa de cesión de uso con actualmente 5 proyectos en marcha en la región de Cataluña. En La Balma se propone un modelo alternativo de acceso a la vivienda basado en los pilares de propiedad colectiva y derecho de uso, en el que los usuarios participan en todo el proceso de gestión y toma de decisiones que afecten a la vivienda, incluidas nuevas herramientas para hacer la vivienda más sostenible.
El proyecto de vivienda cooperativa La Balma se adecúa perfectamente a la idea de Comunidad Ciudadana de Energía. Entendemos que una Comunidad Ciudadana de Energía es una forma de «organizar» a los ciudadanos que quieran cooperar juntos en una actividad relacionada con el sector energético basada en criterios abiertos y democráticos, participación y gobernanza, para que la actividad pueda brindar servicios u otros beneficios a los miembros o la comunidad local. En este sentido, las Comunidades Ciudadanas de Energía representan un tipo alternativo de agente social del sector energético, y una forma / filosofía diferente de participar en el mismo. En clara sintonía con el proyecto de La Balma, el objetivo principal de las Comunidades Ciudadanas de Energía es generar innovación y valor social: participar en una actividad económica con fines no comerciales, y es por ello que decidimos apostar por este modelo energético alternativo.
La Comunidad Ciudadana de Energía da respuesta a las directivas (UE) 2019/944 sobre normas comunes para el mercado interior de la electricidad y (UE) 2018/2001, relativas al fomento del uso de energía procedente de fuentes renovables. Estas directivas establecen que las comunidades de energías renovables tengan derecho a producir, consumir, almacenar, o vender energías renovables, o bien, compartir en el seno de la comunidad la energía renovable. El proyecto de Comunidad Energética de La Balma también responde a lo dispuesto en el Real Decreto-ley 23/2020, donde se definen las Comunidades de Energías Renovables como “entidades jurídicas basadas en la participación abierta y voluntaria, autónomas y efectivamente controladas por socios o miembros que están situados en las proximidades de los proyectos de energías renovables (…) y cuya finalidad primordial sea proporcionar beneficios medioambientales, económicos o sociales a sus socios o miembros o a las zonas locales donde operan, en lugar de ganancias financieras.”
Técnicamente, la Comunidad Energética de La Balma funciona como un autoconsumo compartido fotovoltaico con almacenamiento. La planta está instalada en la azotea del edificio y la batería en el cuarto técnico (cercano a la planta). El dimensionamiento de la planta se hizo de forma tal que el vertido fuese cero, contando para ello con una plataforma de gestión propia de R2M que gestiona los flujos energéticos entre los diferentes sistemas de forma tal de maximizar el uso y almacenamiento de la energía producida por la planta.

Las personas usuarias pertenecen a La Cooperativa Sostre Cívic – La Balma y serán los que en última instancia consuman la energía generada por los paneles, almacenada en la batería y optimizada mediante la plataforma de gestión energética de R2M. Además, como sujetos usuarios, participarán del co-diseño junto con R2M de la comunidad energética. Por ejemplo, podrán decidir en qué términos se realiza el intercambio virtual entre vecinas, además de co-definir los mecanismos de control y transparencia. Por su parte, R2M ejercerá como proveedor de servicios energéticos y proveedor de energía. Por una parte, a través de un PPA, (ver contrato en Anexo) vendiendo la electricidad que produce la planta y se almacena en la batería. Por otra parte, dando servicios de O&M a la infraestructura, así como optimizando los flujos energéticos a través de una novedosa plataforma de agregación.

Indicadores

RESULTADOS OBTENIDOS DE LA COMUNIDAD ENERGÉTICA

Composición del Consumo del edificio

20 viviendas, zonas comunes y sistema de geotermia para calefacción y ACS.

Consumo Anual Agregado del edificio (kWh)

42.600 kWh

Generación Estimada Anual del sistema fotovoltaico (kWh)

26.800 kWh

Vertido a Red (kWh)

0 kWh – Sin excedentes a red

Ahorro Estimado en Energía Consumida de Red (%)

51%

Rango Ahorro Económico Estimado (%)

20-30%

Instalación (FV + Almacenamiento)

17.36kWp (PV) + 8.28kWh (Almacenamiento)

Inversión total (€)

€43.861,62

Ayuda Solicitada (€)  €9.162,23
Fotografies: Milena Villalba / Velima / Ivan Aranda / Blanca Barrios
Proyecto acogido a la línea de ayudas a proyectos de Economía Baja en Carbono, en Instalaciones de Generación de Energía Eléctrica con Fuentes de Energía Renovable, cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo REgional (FEDER) y gestionado por el IDAE, con el objetivo de conseguir una economía más limpia y sostenible.

«Una manera de hacer Europa»

Más noticias

Es importante contar con un plan de eficiencia energética en

La búsqueda de fuentes renovables para mejorar el ahorro y

Los edificios ecoamigables se incardinan dentro de lo que se